Los sonrojantes vídeos de una Dolores Delgado que hará un flaco favor a la Fiscalía General

0
190
Delgado en plan histérico en el Senado tras explotarle en la cara el caso Villarejo

La vergonzosa designación de Dolores Delgado como fiscal general del Estado, no ha pasado siquiera por el compinchado y gaditano ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, sino que ha sido una elección a dedo del desfachatado presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La retahíla de vídeos y grabaciones que acompañan estas líneas, pasando por los audios grabados en una comida que compartió la ex ministra de Justicia en 2009 con el ex comisario Villarejo, el entonces magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón y otros mandos policiales, –defendiendo la «información vaginal», o tapando casos de pederastia, tema Marlaska aparte-, son solo un botón de cómo se las gasta esta diputada socialista.

¿Su principal objetivo?: «desjudicializar» el procés, y dar de paso órdenes directas de forma inminente a los fiscales de Cataluña, que tendrán que informar sobre los permisos penitenciarios de los condenados por el 1-O.

Su profundo sectarismo contra el PP y su carácter imprevisible hacen temer además lo peor, en una incalificable jugada que apenas tiene precedentes, y que es ahora duramente criticada desde el ámbito judicial y también desde el flanco político.

La presidenta de la Asociación de Fiscales (AF), Cristina Dexeus, ha asegurado que la propuesta es «una manera muy clara de indicar» que el Gobierno quiere tener «sometida» a la Fiscalía.

En declaraciones a Onda Cero, ha reconocido que la noticia le ha causado «estupor».

«No me parece adecuado«, ha apuntado, para después explicar que la AF está «en contra» de que quien haya ejercido un puesto político «de relevancia retorne sin más a la carrera» fiscal.

A su juicio, el nombramiento de Delgado como sustituta de María José Segarra es «una forma evidente y muy plástica de indicar que la Fiscalía» General del Estado «la quieren sometida al Gobierno». «De otro modo no se puede explicar», ha añadido.

También Pablo Casado se ha sumado a las críticas. El líder del PP ha asegurado que es «equivocado» designar a la hasta ahora ministra de Justicia nueva fiscal general del Estado, ya que, según ha dicho «ataca directamente» la separación de poderes y al propio Estado de Derecho.

A su entender, se convertirá en la «ministra 23» del Gobierno.

Así, ha anunciado que su formación recurrirá su nombramiento porque vulnera el estatuto orgánico que consagra la independencia del máximo responsable de este órgano.

Por su parte, el portavoz en el Congreso de los Diputados de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha acusado a Sánchez de utilizar a Delgado como «un mando a distancia para controlar la Justicia«.

Por contra, la portavoz de la Unión Progresista de Fiscales, Teresa Peramato, ha alabado la decisión del Gobierno de proponerla, después de que Moncloa haya confirmado que la decisión se aprobará este martes 14 de enero de 2020 en el Consejo de Ministros.

En una entrevista en Onda Cero, Peramato ha pedido «un voto de confianza», puesto que considera que Dolores Delgado

«va a actuar en beneficio de la carrera y de la justicia con absoluta independencia, tal y como está en el Estatuto».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí