La lucha de unos ciclistas contra una anaconda que quería zamparse a su perro

0
152
Una anaconda

Lo que iba a ser un tranquilo paseo en compañía de diez perros se convirtió en una pesadilla, aunque tuvo un final feliz. Los protagonistas son tres ciclistas: el veterinario Paulo Marqueti, su amigo el entrenador de perros Adilson Tosi y su hijo Miguel.

Circulaban por la laguna de Pirolaen, en el municipio en Jaborandi, al noroeste de la ciudad de Sao Paulo, en Brasil, cuando uno de los animales, llamado Negao, que se quedó atrás para beber agua, fue atrapado por una anaconda de unos cuatro metros que se escondía en el agua.

«Pensamos que había atrapado alguna presa o la presa lo había atrapado. Cuando nos acercamos, vi que el vientre de la serpiente lo envolvía y se hundía en el agua«,

contó Marqueti.

El hombre se arrojó al líquido elemento y consiguió sacar a la orilla al perro: la serpiente lo tenía enroscado y le clavaba sus colmillos en el cuello. Los hombres no dudaron en arriesgar sus propias vidas para salvar a su mascota de una muerte segura.

Al perro lo habían rescatado de las calles poco más de un año antes, al encontrarlo Marqueti herido y abandonado, y no estaban dispuestos a perderlo.

«Un hombre simplemente no hubiera podido lograrlo. La serpiente tenía la fuerza de tres hombres. No pude abrirle la boca con la mano. Tomé pedazos de madera y se los puse entre las fauces. Entonces fue que liberó al perro»,

contó Adilson.

Tras la batalla, que duró unos 20 minutos, el can fue salvado y la anaconda volvió al agua. Los hombres decidieron que no sería correcto matar al réptil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí