La Fiscalía boliviana aprieta las tuercas a Iglesias, Monedero y Errejón por pasarse de la raya

0
81
Monedero, Iglesas y Errejón

Se pensaban que se iban a ir de rositas con el incidente en la embajada de México acaecido el 27 de diciembre de 2017 en La Paz, pero la Fiscalía de Bolivia no está para florituras, y ha reclamado la comparecencia en calidad de testigos de Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ex juez Baltasar Garzón. (De aquellos polvos, estos lodos: Evo financió a Podemos con dinero del cártel de Sinaloa).

Se intenta de esta forma aclarar la relación entre el anterior Gobierno de Evo Morales y el narcotráfico, y el uso de ese dinero hacia la propagación de iniciativas políticas de extrema izquierda.

Se ha venido apuntando a una posible relación entre este suceso y la investidura del nuevo Gobierno en España por los lazos de Podemos con Evo Morales y los posibles pagos a la Fundación CEPS o la consultora Neurona, vinculadas ambas a los principales dirigentes del partido morado.

Aquel aciago día fue interceptado en la entrada de la Embajada mexicana, donde se cree que se refugian “una decena de funcionarios” del Gobierno de Evo Morales, entre los que podría estar el ex ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y de Cultura, Wilma Alanoca, -acusados de los cargos de sedición y terrorismo-, un grupo de seis policías españoles encapuchados del Grupo Especial de Operaciones (GEO).

Por ello se pide también un informe a las autoridades españolas sobre la presencia en el país de estos seis agentes, que “buscaron romper un cerco de seguridad“.

El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa Ponce, –ver vídeo sobre estas líneas– ha explicado la petición de estas medidas en una declaración:

“El Ministerio de Gobierno ha presentado un memorial ante la Fiscalía General solicitando que, a raíz de los hechos acontecidos en la sede de la Embajada de México, se cite a personalidades españolas para que estas puedan señalar cuál es el conocimiento que tienen, y si conocen las causas por las cuales han sido enviados estos miembros del GEO a nuestro país.

Nosotros hemos derivado a la Fiscalia de La Paz para que cite a estas personas que se mencionan en el memorial”.

El follón de marras se saldó con la expulsión de dos diplomáticos españoles expulsados del país: Cristina Borreguero, ‘número dos’ de la Embajada, y Álvaro Fernández, cónsul.

Ambos se vieron envueltos en el mismo cuando visitaron a la embajadora de México, Teresa Mercado, cuya residencia llevaba días cercada por las fuerzas de seguridad boliviana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí