[TERRIBLE AUDIO] La celosa que mata de una cuchillada en el corazón a su marido: «No sabes lo hija de puta que soy»

0
265
El audio del crimen de Valencia

Una mentirosa de tomo y lomo que afirma que su novio se clavó él mismo un cuchillo en el corazón de forma accidental, durante un forcejeo tras una discusión.

La grabación de audio, recogida por ‘Levante‘, y que realizó la víctima con su móvil durante el suceso, -ocurrido pasadas las doce y media de la madrugada del 23 de octubre de 2017 en el domicilio que compartía la pareja en la calle Rubén Vela de Valencia-, la deja sin embargo a los pies de los caballos en el juicio que se sigue contra ella.

Resultado de imagen de El desgarrador audio del crimen en una pareja: "¡No, mi corazón, me voy a morir!"

El fiscal pide para Flora María Ch. S., de 32 años y nacionalidad boliviana, la pena de 12 años y medio de prisión.

Los gritos desgarradores de su compatriota Milko Remberto, quien la quería dejar tras 10 años de matrimonio, son aterradores tras haber cogido su mujer un cuchillo de la cocina: «Oye: ¿qué haces?»… ¡No, mi corazón, auxilio, me voy a morir! …»

Y las intenciones de la despechada, quien afirma que estaba borracha perdida y hasta las cejas de cocaína, dejan bien a las claras cómo se las gastaba:

«De mí te vas a acordar, te he amado con todas mis fuerzas, no sabes lo hija de puta que soy, te voy a matar. No vas a vivir, no vas a vivir».

Imagen de la Ciudad de la Justicia de Valencia, donde comenzó el juicio (EFE).

Momentos antes el infortunado le había dejado claras sus intenciones:

«No te quiero, solo quiero que aceptes que no te quiero, solo quiero que me dejes que me vaya«.

El hombre logró caminar unos metros y cayó muerto en el portal de su casa, mientras su teléfono seguía grabando.

La acusada sigue intentando defenderse contra viento y manera pese a lo irrefutable de esta prueba, en la vista celebrada en la Audiencia de la ciudad del Turia:

«Sí, le dije: ‘Te meto un cuchillo cuando duermas’, pero no ahorita».

La propia acusada reconoció su carácter posesivo y el supuesto móvil que la habría llevado a querer acabar con la vida de la persona con la que llevaba diez años de relación sentimental, los celos.

«Soy celosa con motivo», alegó, al explicar que en ocasiones éste llegaba con olor de «perfume de otra mujer«.

Asimismo admitió que «alguna vez le cogía el celular por si había estado con otra«.

Meses antes del crimen, Flor María había sido detenida por golpearle con una llave inglesa en la cabeza, aprovechando que éste estaba tumbado en el dormitorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí